top of page

Legítima defensa y el "post evento"

Si tú eres legítimo usuario de armas de fuego o quizás tienes la autorización legal para portar la misma cómo persona responsable seguro acudes regularmente al polígono, participas de clínicas, cursos o seminarios atacando diferentes escenarios y desarrollando diferentes habilidades que hacen al tiro defensivo.


Y es aquí dónde generalmente la mayoría de los mortales concentramos u orientamos nuestra atención en los entrenamientos con vistas de sobrevivir a un enfrentamiento armado ante una amenaza a nuestra vida o nuestros seres queridos.




Pero cabe preguntarnos:


1. ¿Es esto suficiente?


2. ¿De qué nos sirve tener claro y estar seguros de en que momentos podemos hacer uso de esa fuerza letal?


3. ¿Qué tan importante es prepararnos para el “Post evento”




Y contestando estas dos preguntas iniciales sin dudas la respuesta a la primera es que no es suficiente el entrenamiento de campo y la respuesta a la segunda pregunta es crucial.


La decisión de disparar no es algo que debamos tomar a la ligera, seremos responsables por todo lo que suceda posterior a esos disparos sin importar si somos legítimos usuarios, operadores de seguridad o integrantes de fuerzas del orden.


El conocimiento cabal de las leyes nos dará la confianza necesaria, apartará la duda reducirá la ansiedad y la inseguridad que conjuntamente con nuestro entrenamiento nos permitirán evaluar más rápido y tomar una mejor decisión. Para concluir esta primera parte podemos decir que este conocimiento incidirá en cómo manejemos nuestras emociones reduciendo los niveles de estrés.



Respuesta a la pregunta Nº 3


Hasta aquí hemos llegado a la situación de un enfrentamiento y al caso hipotético de tener una persona muerta en nuestro jardín, casa o vía pública.


Y cabe preguntarnos :


¿Qué sigue ahora?


¿Cómo nos vamos a manejar ? ,


¿Es que ahora estoy ante un riesgo legal?


Y si efectivamente estaremos en un riesgo legal, con todo lo que implica hasta el momento que un Juez dictamine que es un caso de Legítima defensa.


Todo lo que hagamos o dejemos de hacer, lo que hablemos o discutamos posterior a un encuentro letal tendrá impacto positivo o negativo en ese proceso legal.


Aún la llamada que hagamos al 911 será grabada y analizada posteriormente por personas que nunca estuvieron en el sitio y percibirán de alguna forma u otra tu estado emocional, físico y racionalidad con la que hablabas.


Una vez la fuerza del orden arribe al sitio y sobre todo en caso de que estemos en la vía pública debemos esperar ser tratados cómo potenciales sospechosos a este punto es bueno saber que es lo que va a ocurrir y cómo prepararnos para ese momento y tener más clara cómo será esa secuencia de eventos.


En casa que harás con el resto de tu familia a dónde los moverás, sin dudas la afectación que puede ocasionar a los pequeños y no tan pequeños ver una persona agonizando o muerta causará un daño emocional a ellos y a nosotros mismos y esto será parte del paquete del ¿Qué hacer después? ¿Es que nuestra casa se convertirá en la escena del crimen?



¿ Qué puede la policía hacer y qué no puede hacer ?



En este proceso posterior mantener la calma, respirar profundo y no dejarse llevar por las emociones es clave, incluso cómo manejaremos las comunicaciones con terceros involucrados o testigos.


Al llegar la policía al sitio deberás responder algunas preguntas si estas en condiciones de hacerlo o quizás decidas hacerlo a través de tu abogado. Y si lo haces lo que declares debe ser consistente con lo que declaras posteriormente. tienes sólo un par de cosas para decir, simples y acotadas, decir más de eso te puede comprometer legalmente.


Posteriormente las preguntas serán ejecutadas sobre un mismo punto, pero en diferente forma y desde diferentes ángulos, ¡cada detalle será cuestionado y analizado! Mantener las cosas simples y concisas será clave. Incluso tu entrenamiento y capacitaciones serán motivo de investigación y múltiples preguntas que pueden comprometerte.


En conclusión debemos abrir nuestro abanico de capacitación, siempre ahondar en esas conductas preventivas y pro activas que nos permitirán evitar un incidente o en el peor casos ganar una ventaja significativa en esa lucha por nuestra vida o la de nuestros seres queridos.


Próximamente estaremos realizando la tercera edición de nuestro seminario de legítima defensa, en el cual no sólo estaremos analizando las leyes y principios que hacen a la legítima defensa de la mano de un profesional de primera categoría, si no que veremos algunos casos y los analizaremos desde esa perspectiva legal, técnica y táctica.



CLAUDIO DOMÍNGUEZ -


A lo largo de toda su carrera se ha desempeñado como Instructor en áreas directamente relacionadas al tiro Táctico, siendo responsable por la formación de cientos de lideres y operadores, así como la preparación de fracciones -previo a su despliegue- en zonas remotas del planeta.


Hoy en día, en su condición de Oficial retirado, continua volcando capacitaciones, conferencias y entrenamientos en forma honoraria a la Escuela Nacional de Operaciones de Paz, otras Unidades que lo requieran e Institutos. Brinda además su experiencia y capacita en áreas de prevención del riesgo público, tiro táctico y protección a personas en Zonas de Riesgo.


En el área privada desde ya hace varios años hemos aportado a la formación de personal policial que concurre y se nutre en nuestros cursos, talleres y seminarios en el medio privado así como cientos de legítimos usuarios de armas, tiradores deportivos y coleccionistas. Destacando que algunos de ellos ya han pasado la veintena de capacitaciones a lo largo de estos años.


Muchos de nuestros alumnos hoy son instructores y se destacan en centros de formación e Instituciones. Otros lograron puestos en diferentes planos profesionales relacionadas con el área de seguridad VIP. Ellos son nuestros discretos embajadores.




Esta trayectoria y reputación construida a lo largo de años de trabajo, sacrificio y esfuerzo constante hace que muchos clientes recurran a nosotros en forma personalizada o grupal. ¿El fin? Generar confianza en la manipulación de su arma, potenciar sus logros o alcanzar nuevos niveles de destreza, adquirir conductas preventivas y pro activas.


En este proceso me apoyo en Marcelo Acuña con quien, sin dudas, acoplamos distintas fases de nuestra vida profesional para otorgarte capacitaciones de primer nivel. Al mismo tiempo nos asisten un sin número de auxiliares y en ocasiones instructores de primera línea y con amplia experiencia profesional.




39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page